Inicio   >  El Festival  >  Los espacios   >   Palacio de Valdeparaíso

Palacio de Valdeparaíso

El Palacio de Valdeparaíso, hoy propiedad de la Diputación Provincial de Ciudad Real, alberga cada verano la sede de la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y es un centro pujante de actividades en torno al Teatro Clásico durante todo el Festival.

Este Palacio perteneció al primer conde de Valdeparaíso, don Juan Francisco Gaona y Portocarrero, desde el año 1705, aunque existió ya en 1699 (año que figura en el remate de la portada). El Conde, y a la vez Ministro de Hacienda de Fernando VI, restauró el edificio en el siglo XVIII, adquiriendo el lujo y la suntuosidad propia de su dignatario.

Lo más interesante del edificio es su portada barroca, flanqueada por dos torres cuadradas y cubiertas por tejados a cuatro aguas al modo de los palacios madrileños.

El Palacio, imitando las grandes casas de la corte, posee una galería posterior de madera sobre columnas de piedra que da al jardín, y en torno al cual se situaban las dependencias para las labores agrícolas, hoy reconvertidas en alojamiento para los asistentes a los eventos culturales del Palacio.

Desde su restauración en 1992, la Diputación Provincial de Ciudad Real destinó el Palacio de Valdeparaíso a usos docentes y académicos con el fin de dinamizar la vida cultural, social y económica del municipio de Almagro, ya que por el Centro de congresos del Palacio pasan anualmente varios miles de personas, entre alumnos y ponentes, algunos de ellos de reconocido prestigio, tanto a nivel nacional como internacional.

El espacio cuenta con instalaciones muy bien equipadas como aulas de conferencias, una sala de proyecciones, espacios de trabajo, así como una Aula Magna con capacidad hasta 160 personas.

Durante el Festival, en dichas instalaciones se llevan a cabo actividades de gran impacto y relevancia, como son las ruedas de prensa, los Encuentros Internacionales de Gestión Teatral, los Encuentros Internacionales de Blogueros Teatrales, los Encuentros con la Crítica Nacional y las Jornadas de Teatro Clásico de Almagro. Asimismo, es utilizado para la realización de clases magistrales con artistas internacionales, talleres infantiles y talleres de danza o verso, entre otros muchos.

Patronos