Inicio   >  El Festival  >  Los espacios   >   Plaza Mayor

Plaza Mayor

Centro histórico de la villa de Almagro y punto neurálgico de la vida social, económica y cultural de los habitantes y visitantes de la ciudad, la Plaza Mayor es utilizada como espacio escénico por el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, a partir de su II Edición en 1979.

Situada en el centro del casco antiguo, marca la confluencia entre las principales vías de comunicación, con lo cual centra y articula la actividad de la ciudad, siendo un magnífico lugar de encuentro entre los profesionales del teatro que participan en el Festival, el prolífico público, los habitantes de la villa y el propio equipo del Festival.

De origen medieval, la estructura arquitectónica de la plaza, con sus soportales y corredores, fue adquiriendo forma a fínales del siglo XV, pero sufrió notables transformaciones a lo largo del siglo XVI coincidiendo con la llegada de los Fugger, familia de banqueros y empresarios de origen alemán y súbditos del emperador Carlos V, a quienes fueron arrendadas las minas de azogue de Almadén. Durante su estancia en Almagro se levantaron nuevos edificios en la plaza y a ellos precisamente se deben las bellísimas galerías acristaladas, con su característico color verde, que recuerdan los edificios del norte de Europa.

En la década de los años 60 se comenzó la restauración de la plaza, que duró hasta 1967, obra dirigida por el arquitecto Francisco Pons-Sorolla, que da lugar a la morfología que presenta actualmente. Su planta es rectangular irregular, de unas dimensiones de 104,5 por 37 metros. En su parte este se ubica el Ayuntamiento, que ofrece una elegante fachada de piedra sillar. Su singularidad se centra en sus lados mayores, con el armónico conjunto de viviendas dispuestas sobre soportales en dos alturas.

En la parte más ancha de la plaza, llamada antiguamente la acera de la umbría, se encuentra la majestuosa puerta blasonada que da entrada al Corral de Comedias, construido en 1628 por el vecino de Almagro, Leonardo de Oviedo, allá donde estaba ubicado el mesón del Toro.

Durante el mes de julio, el Festival levanta un amplio escenario, entre la zona ajardinada del fondo de la plaza y el Palacio Maestral, edificio que acoge al Museo Nacional del Teatro, que permite contemplar las representaciones a un elevado número de espectadores, tantos como 5000 aproximadamente, situados en la plaza y también en las ventanas de los corredores.

Gracias al Festival, la Plaza Mayor de Almagro ha sido testigo de múltiples espectáculos de procedencia nacional e internacional: ha visto en su cielo estrellado las acrobacias aéreas del Quijote y ha vibrado su empedrado suelo con la palabra eterna de los autores clásicos, con música en vivo, teatro, danza, caballos o magos. Universos artísticos que han impregnado de luz barroca este singular espacio abierto, equilibrado, noble y elegante: el corazón de Almagro.

Actividades programadas en este espacio

Patronos